Entrevista exclusiva a Armando Cavalieri



Secretario General de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS).

Secretario General del Sindicato Empleados de Comercio de Capital Federal (SEC).

Presidente de Obra Social de Empleados de Comercio y Actividades Civiles (OSECAC).

Secretario de Relaciones Institucionales de la Confederación General del Trabajo (CGT).



1) Buenas tardes Armando, estamos ante la flamante asunción de nuevas autoridades en el Gremio... ¿puede contarnos algo sobre eso?


Así es, el 28 de septiembre del año pasado los empleados de comercio fuimos a las urnas, tal como lo indica nuestro Estatuto, y participamos de una elección histórica para nuestro Gremio, con récord absoluto de participación (N de la R: votaron más de 21.500 afiliados). Fue un verdadero orgullo para nosotros ver tal grado de demostración democrática en el Sindicato, con un respeto absoluto, en paz y con muchas ganas de ser parte. Como consecuencia de ello, el 10 de diciembre del año pasado asumió nuestra flamante Comisión Directiva que conducirá el Gremio durante los siguientes 4 años.


2) Tenemos entendido que fue una elección reñida....


Efectivamente así lo fue. La Lista Azul, nuestra opción, se impuso por sobre la Lista Granate Morada liderada por un ex miembro de Comisión Directiva de nuestra gestión anterior. Después de varios intentos por mantener la unidad del Gremio, ya que creemos fervientemente que la unidad, pese a algunas disidencias, es siempre el mejor camino para el bienestar de los empleados de comercio, nos vimos forzados a ir a una elección entre dos propuestas distintas. Es que a veces, cuando se llega a pensamientos diametralmente opuestos, hay que optar. Así funciona la democracia y eso, sin dudas, es lo mejor para la sociedad: que la gente pueda elegir. Afortunadamente ganamos, lo que nos permite seguir conduciendo el Gremio y darle continuidad a nuestras políticas que tanto resultado vienen dando a la mejor vida de los empleados de comercio.



3) ¿A qué se refiere con “dos propuestas distintas”?


Simplemente eso, distintas. Nadie puede atribuirse la verdad ni la razón. Nosotros llevamos un estilo de conducción claro, transparente, que está a la vista desde hace varios años. Creemos en la gestión, en el diálogo para llegar a nuestros objetivos; en que los empleadores no son enemigos sino socios estratégicos para generar más y mejor trabajo para nuestros afiliados. Somos conscientes sobre la importancia que tiene defender el salario, pero también creemos en beneficios que mejoren ese salario. Sabemos cuáles son los temas trascendentes para nuestra gente, por eso le damos tanta importancia a la salud

poniendo a su disposición toda la calidad médica de OSECAC, a nuestro entender la mejor Obra Social del país.


Los empleados de comercio tenemos pasión por lo que hacemos, por eso tenemos un gremio sano, superavitario, con campos de deportes comparables a los mejores clubes de Argentina; fomentamos y apostamos a la educación con hechos concretos; ayudamos a nuestros afiliados durante toda su vida, sin importar en qué etapa se encuentran, desde que nacen, con la entrega de pañales gratis, hasta que son adultos mayores y disfrutan de los encuentros y viajes que programamos para nuestros queridos jubilados. En definitiva, somos parte importante y activa de la vida de nuestra gente, y eso nos encanta y nos llena de orgullo.


4) Recién comentaba el tema del salario... en tiempos de inflación se transforma en un tema determinante para el trabajador, ¿cómo encaran su defensa desde el Gremio?


Para nosotros es un tema central, determinante. Por eso estamos en diálogo permanente con las Cámaras del Sector, con el Gobierno, con nuestras bases y con los empleadores. Así, entre todos, con mucho diálogo, voluntad y firme creencia en que todos somos parte de un círculo virtuoso, surge el salario.


En lo que a números se refiere, todos sabemos que estamos atravesando tiempos convulsionados y complicados. Aún así, y gracias a lo que le describía anteriormente, pudimos lograr un 45% de incremento anualizado en el período de la paritaria; adelantar al mes de octubre de 2018 el cobro del 10% de aumento que iba a cobrarse originariamente a comienzos de este año, junto a un bono de $ 5.000 que se pagó en dos cuotas de $ 2.500 cada una con los sueldos de noviembre 2018 y enero de este año. En el mes de enero se cobrará el 7% adicional, al igual que en febrero, y para cerrar, con los haberes de marzo, se liquidará el 6% restante que totaliza el 45% anual.


Ahora estamos en pleno proceso de negociación con las Cámaras respectivas, anticipando lo que será la nueva paritaria.


De cualquier forma, desde el Gremio, como le comentaba antes, luchamos cada día para que el “salario de bolsillo” sea sólo una parte del mismo, porque estamos convencidos de que Osecac, los pañales, los útiles, el esparcimiento, las vacaciones, la cultura y el conocimiento, también deben ser parte de nuestro salario; luchamos cada día por eso.



5) Tenemos entendido que fue complicada la transición hasta la asunción de las nuevas autoridades elegidas.


Lamentablemente sí, y fue una lástima, porque eso empaña de alguna manera un acto electoral ejemplar, con participación récord, transparente, en el cual vimos ejercer su derecho a empleados de comercio jóvenes, maduros y jubilados, hombres y mujeres, durante todo el día desde muy temprano hasta bien tarde. Ese día nos fuimos todos llenos de energía y entusiasmo. Muy a mi pesar a los pocos días todo cambió y la lista opositora, al verse derrotada, optó por métodos que no compartimos en absoluto: hacerle la vida imposible a los trabajadores, recurriendo a la violencia, lastimando a gente que está trabajando, bloquear los accesos a nuestras Sedes sin permitir ni a trabajadores ni afiliados ejercer sus derechos constitucionales...en fin, todos actos que no queremos más, no sólo en nuestro Gremio, sino en nuestro país. Eso es en lo único en que somos intransigentes: no aceptamos la violencia en ninguna de sus formas y no creemos que haya nada que justifique llegar a ella. Nunca. El camino del diálogo y el respeto es el único que debe existir para superar cualquier disidencia.



6) ¿Cómo imagina el futuro del Gremio?


Muy bien, yo soy un optimista natural. Nuestro Gremio tiene gran historia, de hecho tenemos Personería Gremial N°1, un gran presente y, sobre todo, mucho futuro. En eso trabajamos diariamente; sabemos qué necesita el empleado de comercio y tratamos de asistirlo siempre. Buscamos que el Sindicato sea una fuente de contención, una gran familia. En la nueva lista incluimos muchos chicos y chicas jóvenes que se vienen formando bajo esta filosofía. Ellos serán quienes manejen el Gremio en un futuro cercano, y consideramos central que crezcan como dirigentes compartiendo nuestros valores, estrategia y contracción al trabajo.


Nosotros buscamos que el Sindicato sea una entidad determinante y presente en la vida de nuestra gente, desde todos los puntos de vista, no simplemente desde el “salarial” o el de la defensa de los derechos. Eso es una parte, muy importante por cierto, pero una parte.


Una persona para realizarse como tal, tiene que estar contenida en su salud, tiene que tener aspiraciones para aprender, distenderse, viajar, formar a sus hijos para el mundo que viene, etc. En todo eso queremos ser una parte importante de la vida de nuestra gente. En

eso estamos...



7) Armando, lo saco por un momento de la realidad del Gremio, a la que volveremos, para hablar de nuestro país, ¿cómo lo ve?


¡Qué pregunta difícil! (sonríe por primera vez en la entrevista). Sería necio negar que estamos en un momento complicado como dije hace un rato; la economía está muy mal y eso hace que el mal humor social crezca. Pero tenemos que “alejarnos” un poco de la coyuntura puntual para tratar de ver un panorama más claro y, al hacerlo, encontramos razones para preocuparnos.


Usted insiste en sacarme de la realidad del Gremio y me pregunta por el país, pero nosotros somos dirigentes sindicales desde que tenemos memoria y nos cuesta separar. Una tiene que ver indefectiblemente con la otra, e influye directamente en la realidad y el día a día de nuestra gente.


Hace muchos años que nuestro país presenta síntomas complejos; y esto no tiene que ver con la “grieta”, ni con Cristina o Macri. Hace tiempo que la educación dejó de ser una política de estado, que la cultura del trabajo “se rompió”, que la sociedad considera que tiene “derechos” pero no obligaciones, y así podemos seguir un largo rato. Desde el Gremio tratamos de fomentar esos valores, los de “volver a las fuentes”. Por eso tratamos de ayudar a nuestros afiliados a que se capaciten, a que sus hijos estudien premiándolos por el esfuerzo -todos los años les damos kits de útiles escolares gratis a los que cursan jardín, primaria y secundaria-, a que encuentren lugares de esparcimiento adecuados y a que puedan viajar para recrear mente y espíritu, entre muchas otras propuestas.


Creo que uno de los grandes desafíos de los tiempos que se vienen es el trabajo. Los Sindicatos tenemos que estar muy cerca de los empleadores y potenciales empleadores para generar los trabajos que sirvan en los tiempos que nos toquen vivir; los chicos que nacen hoy, probablemente trabajen en algo que aún hoy no existe. Por eso empleadores y gremios tenemos que ser proactivos y creativos para que se generen fuentes de trabajo acordes a los tiempos que vivimos. Sin dudas, ese es uno de los grandes desafíos que existen por delante.


Nuestra mirada del país está íntimamente ligada al trabajador. El trabajador, y el empleado de comercio especialmente, es un indicador claro. Hoy su realidad es difícil: la inflación, el nuevo cuadro tarifario de servicios y la tremenda presión fiscal sobre las Pymes, fuente principal de empleo en nuestra actividad, hacen que la gente esté pasando por una situación difícil. Por eso buscamos darles refugio en el Sindicato más allá de la defensa del salario, a la cual nunca renunciaremos; pero la gente hoy necesita mucho más que eso, y el Gremio tiene que ser un sostén y ayuda. Sé que soy repetitivo en este tema, pero es trascendental.



8) ¿Cómo es la realidad de OSECAC en este contexto?


Muy buena pregunta, OSECAC es un orgullo para nosotros. Sin salud ninguno de nosotros puede hacer absolutamente nada. Nuestra Obra Social es el gran respaldo de los empleados de comercio, su as en la manga.


Creamos un sistema solidario de excelencia que permite que todos nuestros beneficiarios, independientemente del monto de su salario, puedan acceder a la mejor salud. Esto realmente es muy difícil y el desafío es diario. La medicina es extremadamente cara en todo el mundo. Este es un debate mundial: los Estados más desarrollados del mundo no saben cómo solucionar este tema; y nosotros, desde la humildad de OSECAC, podemos decir con mucho orgullo que brindamos salud de excelencia a más de dos millones de beneficiarios de todo el país; que no paramos ni un minuto y que apostamos cada día al futuro. Ahora mismo estamos trabajando en la próxima inauguración del Sagrado Corazón Medical Center a metros del Obelisco, un Centro de Diagnóstico donde podremos dar solución de manera interdisciplinaria en un mismo lugar y trabajar fuertemente en la prevención, clave en la mejoría de la salud. Además, seguimos con la Obra del Sagrado Corazón de San Justo y varios en el interior del país. OSECAC y la salud son una “linda obsesión” de este equipo de trabajo. Estamos convencidos de que la forma de darle “mejor vida” a nuestros afiliados es con salud, salario digno y educación. Todo lo demás surge a partir de esto.



9) Y ahora ya estamos en pleno verano...¿cómo lo viven los empleados de comercio?


La diversión y el esparcimiento son fundamentales y tienen gran historia en nuestro Gremio. Tenemos un gran “menú de opciones”: por ejemplo las temporadas de pileta en Parque Norte y el Club Recreativo Ezeiza, nuestros dos grandes centros deportivos y recreativos que están cada día más lindos y cómodos, son ya un verdadero clásico para nuestros afiliados.


Y esto no termina acá, porque lo complementamos con el prestigioso Club Ateneo de la Juventud, de la Red Megatlon, ubicado en pleno centro, probablemente uno de los mejores y más completos gimnasios de la Ciudad, junto a una gran variedad de opciones turísticas con tarifas exclusivas a partir de nuestra Secretaría de Turismo, para que los empleados de comercio podamos “cortar” para dar un sano respiro a mente y cuerpo y afrontar el 2019 con todo.



10) Bueno Armando, muchas gracias por su tiempo... para cerrar, ¿quisiera darle algún mensaje final a los empleados de comercio?


¡Claro que sí! Acérquense a su Sindicato, como decimos siempre: queremos que el Sindicato sea parte de sus vidas, que sea un aporte, una ayuda, una compañía, un respaldo, un lugar de pertenencia y empatía. Nuestra meta es que cada afiliado se sienta parte”, en eso trabajamos día a día.



 






2019, 06 FEBERERO
Seguinos en nuestras redes sociales
© 2017 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS