Tomar consciencia - Reflexión de nuestro Secretario General 

Tomar consciencia - Reflexión de nuestro Secretario General 

ACTUALIDAD   /   10-04-2020   /  A+ | a-
COMUNICADO DE PRENSA
TOMAR CONCIENCIA

Desde hace tres meses que los habitantes del planeta estamos en combate frontal contra una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad. Al principio tibiamente pero ya, experimentando las consecuencias del despliegue del virus. Desde entonces las poblaciones, a través de los medios tradicionales y las redes sociales estamos permanentemente informados respecto a las características del virus, sus causas, sus consecuencias, las instalaciones sanitarias de los países, las estadísticas globales y por país. Asimismo, en la medida del agravamiento de la situación, el pedido de colaboración a la comunidad en la observancia de las reglas de aislamiento o cuarentena. También los síntomas y cuidados necesarios para prevenir cotidianamente en forma individual y colectiva el despliegue del virus son motivo de permanente bombardeo mediático.

Los gobiernos, el nuestro incluido, hacen malabares para balancear la salud con la economía. Todos sabemos ya que ambas cosas son indivisibles. Cuando nos referimos a economía lo hacemos en relación a como mantener los niveles de producción mínima para abastecer a la gente de alimentos y medicamentos y permitir el funcionamiento mínimo de la logística, el transporte y la producción vital para enfrentar la pandemia.

Sin embargo, hay otra economía. La economía del mundo del trabajo. Como van a quedar nuestros mercados de trabajo cuando la pandemia se vaya diluyendo. Cuáles serán las consecuencias que tendremos que afrontar cuando esto, en los próximos meses, pase.

Los informes que nos llegan auguran un panorama sombrío para los y las trabajadoras del mundo. El reciente informe de la Organización Internacional del trabajo nos indica que el 81% de la fuerza de trabajo mundial esta paralizada; las empresas, fundamentalmente las pequeñas y medianas se enfrentan a pérdidas catastróficas. Ni hablar de la fuerza laboral informal carente de ningún tipo de protección. Se estima que en el segundo semestre de 2020 habrá una reducción del empleo de alrededor de un 6,7%, el equivalente a 195.000.000 de trabajadores a tiempo completo.

Nosotros estamos entre esas cifras. Entre los sectores clave figuran el comercio, la hotelería y los servicios de comida.
Nuestro sindicato global, la UNI ha mandado a realizar una investigación sobre escenarios futuros. Mientras tanto ha procurado asistir a las afiliadas con protocolos de seguridad e higiene para los trabajadores/as sobre la base de las buenas prácticas llevadas adelante por las organizaciones, entre ellas nuestra FAECYS. Sin embargo, el problema central a esta altura es como mantener lo mas posible los puestos de trabajo y el cobro de los salarios mientras dura la pandemia. Las informaciones que tenemos de UNI y de las empresas es que abril, las grandesempresas cubrirán los salarios. A partir de mayo nadie sabe que puede pasar. Las pequeñas y medianas son las que están en la situación más grave.

Esta situación nos pone a prueba. Nada volverá a ser como antes. Recuperar la capacidad productiva llevará mucho tiempo y que los resultados de ésta se trasladen a la población en términos de empleo y salario, mucho más.

Nuestra organización sustenta su representación en la pequeña y mediana empresa, precisamente el sector que la OIT y la UNI identifican como el mas castigado en la actual situación. Deberemos tomar conciencia de esta realidad. Ya, antes de la pandemia, nuestra realidad era crítica. La pandemia la agravó. Tomar conciencia implica comprender que nuestra tarea primordial hoy es mantener el empleo de nuestros compañeros/as. En el desempleo nuestra acción se desvanece. Es como arar en el aire. No obstante, como lo informa la OIT el desempleo se va a enseñorear en el planeta. Por lo tanto, habrá que adaptar nuestras estructuras, innovar nuestras estrategias, buscar los nichos de la nueva economía digital en la que se expresará nuestra actividad de servicios.

No todo está perdido. Se avecina un apasionante debate que siempre estuvo presente pero que adquiere ahora una nueva dimensión: rediscutir un nuevo balance en la relación entre mercado y estado. Ha quedado claro que el mercado necesita ser regulado. Los mejores sistemas de salud del mundo han quedado desbordados y colapsados. No obstante, muchos de ellos, fueron, durante los últimos 20 años desfinanciados producto de un fuerte proceso de privatización de la salud. Nosotros estamos acostumbrados. Los trabajadores no tenemos ni paraísos fiscales ni cuentas offshore. Tenemos al estado, la seguridad social, la protección del trabajo y la salvaguarda de nuestros derechos. La presencia de nuestra obra social en el actual esquema de atención de emergencia de la salud también expresa un pensamiento de trabajo conjunto con el estado.

Nunca estuvimos equivocados; lo reconocen propios y extraños. El diario económico que expresa el pensamiento de la elite económica mundial, el Financial Times, acaba de publicar en su editorial: “El virus pone al descubierto la fragilidad del contrato social. Será necesario poner sobre la mesa reformas radicales, que reviertan la dirección política predominante de las ultimas cuatro décadas. Los gobiernos tendrán que aceptar un papel mas activo en la economía. Deben ver los servicios públicos como inversiones en lugar de pasivos y buscar formas de hacer que los mercados laborales sean menos inseguros. La redistribución volverá a ser parte de la agenda.

Las políticas consideradas hasta hace poco excéntricas, como los impuestos básicos sobre la renta y la riqueza tendrán que estar en la mezcla”.

En el 2008, las grandes economías salvaron a los bancos. Hoy se trata de salvar vidas. Seguiremos colaborando y protegiendo a nuestros representados, pero conscientes de que solos no podemos y que nos acercamos a un punto de inflexión en el que también deberemos mirarnos hacia adentro de nuestras propias organizaciones.

Armando Cavalieri
Secretario General


Secretariado Nacional
Top
Seguinos en nuestras redes sociales
© 2017 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS